Opinión

¡No lo dejes pelón! Razones para no rapar a un perro