Opinión

Se va, se va, se fue…